Antidepresivos y ansiolíticos durante el embarazo y la lactancia materna

Antidepresivos y ansiolíticos durante el embarazo y la lactancia materna

Una de las preguntas más frecuentes que me hacen las mamás es si es seguro tomar antidepresivos o ansiolíticos durante el embarazo y la lactancia materna.

Por este motivo y porque he detectado mucha confusión acerca del tratamiento farmacológico de la depresión y la ansiedad durante la etapa perinatal he decidido a escribir este artículo y arrojar un poco de luz a este tema.

 

¿CUÁNDO SE RECOMIENDA TOMAR ANTIDEPRESIVOS O ANSIOLÍTICOS?

Emociones normales y adaptativas

Las emociones como la tristeza, la ansiedad, la irritabilidad o el miedo son experiencias normales que nos ayudan a adaptarnos ante un cambio biográfico (como la maternidad) o un acontecimiento vital estresante (cómo una complicación durante el embarazo o el posparto). 

 

Emociones patológicas y desadaptativas

Sin embargo, las emociones se convierten en patológicas o desadaptativas cuando son tan intensas, tan frecuentes o perduran tanto en el tiempo que:

  • Nos generan un malestar importante.
  • Afectan nuestra calidad de vida.
  • Interfieren en áreas importantes de nuestra vida (en el caso de la maternidad, cuando interfieren en el vínculo con nuestro bebé).

Es entonces, cuando las emociones son desadaptativas, que se recomienda realizar tratamiento.

 

Estilo de vida saludable y psicoterapia

En los trastornos emocionales leves-moderados se recomienda un estilo de vida saludable (que incluya ejercicio físico) y la psicoterapia. Las dos psicoterapias que han demostrado eficacia en la etapa perinatal son la cognitivo conductual y la interpersonal.

 

Tratamiento farmacológico

Cuando estas estrategias no son eficaces y en los trastornos emocionales moderados-graves se recomienda realizar tratamiento con psicofármacos.
 
 

¿QUÉ SON LOS PSICOFÁRMACOS?

El cerebro

Nuestro cerebro es un conjunto organizado de neuronas que funcionan y se relacionan entre ellas mediante reacciones químicas. 

Y los síntomas psíquicos de los trastornos emocionales como la tristeza, la ansiedad, la irritabilidad o el insomnio están relacionados con modificaciones químicas de nuestro cerebro.

 

Los psicofármacos

  • Son medicamentos que actúan en nuestro cerebro y su función es normalizar las modificaciones químicas cerebrales.
  • Son un tratamiento sintomático ya que actúan sobre los síntomas. A día de hoy no tenemos un tratamiento curativo de los trastornos emocionales ya que la causa no es bien conocida.
  • Más utilizados en psiquiatría perinatal son los antidepresivos para los síntomas de depresión y los ansiolíticos para los síntomas de ansiedad. Pero también se utilizan los estabilizadores del ánimo para los síntomas de euforia y depresión y los antipsicóticos para los síntomas psicóticos. 

 

Los antidepresivos

  • Son los psicofármacos que han demostrado eficacia tanto para la depresión como para la ansiedad largo plazo.
  • No tienen un efecto inmediato, es decir, hay que esperar un tiempo de latencia para empezar a notar mejoría que suele ser de 2-3 semanas.
  • No tienen capacidad adictiva y por tanto no crean dependencia ni síntomas de abstinencia al retirarlos. Algunos, pueden tener un efecto rebote si se retiran de forma brusca.
  • Aunque hay que ajustar la dosis de antidepresivo para cada mamá, cada uno tiene un rango de dosis bastante fijo.
  • Fuera de la etapa perinatal, escogemos un antidepresivo u otro en función de las características biológicas  de la persona (edad, sexo, enfermedades médicas,..),  de los síntomas concretos que presenta (aumento o pérdida de peso, somnolencia excesiva o insomnio…) y de las características farmacocinéticas de cada antidepresivo (perfil de efectos secundarios, de interacciones con otros fármacos…).
  • Los efectos secundarios más frecuentes de los antidepresivos son aumento o disminución del apetito, aumento o disminución del sueño y disminución de la líbido.
  • Algunos ejemplos de antidepresivos son la fluoxetina, la paroxetina, el citalopram, la sertralina, la venlafaxina y la clomipramina.

 

Los ansiolíticos

  • Son psicofármacos que han demostrado eficacia para la ansiedad a corto plazo.
  • Tienen un efecto inmediato y sirven para la crisis aguda. 
  • Tienen capacidad adictiva y por tanto pueden crear dependenciatolerancia (necesitad de dosis cada vez más altas para conseguir los mismos efectos) y síntomas de abstinencia al retirarlos.
  • Las dosis deben ajustarse a cada mamá ya que hay una gran variabilidad individual en la respuesta.
  • Fuera de la etapa perinatal, escogemos un ansiolítico en función de la rapidez de acción, su vida media y sus propiedades más ansiolíticas, relajantes musculares o hipnóticas.
  • Los efectos secundarios más frecuentes de los ansiolíticos son por un exceso de dosis como por ejemplo mareos y somnolencia.
  • Algunos ejemplos de ansiolíticos son las benzodiacepinas cómo el diazepam, el alprazolam, el lorazepam y el lormetazepam.

 

¿CÓMO SE REALIZA EL TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO DE LOS TRASTORNOS EMOCIONALES?

En general, el tratamiento farmacológico de los trastornos mentales se realiza en dos fases, la fase aguda y la fase de mantenimiento.

La fase aguda del tratamiento

  • Es la fase inicial, cuando la mamá presenta síntomas emocionales.
  • Tiene el objetivo de conseguir la remisión completa de los síntomas y además la recuperación del funcionamiento y la calidad de vida previa de la mamá.
  • En los trastornos depresivos con ansiedad y los trastornos de ansiedad es frecuente empezar con un antidepresivo y un ansiolítico a la vez. Así durante el tiempo de latencia del antidepresivo controlamos la ansiedad con el ansiolítico. Una vez el antidepresivo empieza a hacer efecto, el ansiolítico se retira para evitar una dependencia.

 

La fase de mantenimiento del tratamiento

  • Es la que se realiza cuando la mamá ya no presenta síntomas, ha recuperado su bienestar y calidad de vida.

  • Tiene el objetivo de evitar recaídas.

  • En los trastornos depresivos y de ansiedad, el tratamiento de mantenimiento suele realizarse con el antidepresivo que fue eficaz en la fase aguda y a la misma dosis.

  • Esta fase generalmente se realiza entre 6 y 12 meses si es el primer episodio. Si la mamá presenta episodios posteriores, puede se alargar tres o cinco años o tener que realizar tratamiento de por vida.

 

ESTOY EMBARAZADA Y QUIERO DAR EL PECHO A MI BEBÉ ¿PUEDO TOMAR ANTIDEPRESIVOS O ANSIOLÍTICOS?

 

La decisión de tomar o no tomar antidepresivos o ansiolíticos durante el embarazo y la lactancia materna no es sencilla.

Antes de tomar ninguna decisión es importante evaluar:

  1. La evolución longitudinal de los síntomas que ha presentado la mamá a lo largo del tiempo (qué trastorno emocional ha sufrido, qué síntomas ha tenido, qué tratamientos han sido eficaces, cuánto tiempo ha estado estable sin tratamiento….).

  2. Los síntomas en el momento actual (cómo se encuentra ahora la mamá, está con síntomas, en remisión parcial, en remisión completa, qué síntomas tiene, leves, moderados, graves…).

  3. El pronóstico de la enfermedad a lo largo de toda la etapa perinatal (cómo esperamos que se va a encontrar la mamá durante la planificación del la gestación, en el primer, segundo y tercer trimestre del embarazo y en el posparto).

  4. Los riesgos de sufrir síntomas de un trastorno emocional durante el embarazo y/o el posparto (complicaciones en la salud física y emocional de la mamá, complicaciones en la gestación, en el parto, en el vínculo materno-filial y en el desarrollo cognitivo, físico, emocional, conductal y social del bebé).

  5. Los beneficios de tomar un psicofármaco durante el embarazo y la lactancia materna (evitar todo lo anterior).

  6. Los riesgos de tomar un psicofármaco durante el embarazo, ya que todos los psicofármacos, en mayor o menor medida, atraviesan la barrera placentaria y, según el psicofármaco, pueden incluir efectos teratogénicos, complicaciones en la gestación, en el nacimiento y en el neurodesarrollo del bebé.

  7. Los riesgos de tomar un psicofármaco durante la lactancia materna, ya que todos los psicofármacos se excretan en leche materna en mayor o menor medida, aunque la exposición es menor que en el embarazo, la mayoría se detectan en dosis infraterapéuticas y la mayoría son de bajo riesgo.  

 

ENTONCES...¿CUÁLES SON LAS RECOMENDACIONES PARA LA TOMA DE ANTIDEPRESIVOS Y ANSIOLÍTICOS DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA MATERNA?

  • Buscar un/a psiquiatra perinatal que te ayude a realizar una ponderación cuidadosa e individualizada de los beneficios y los riesgos tanto para ti como para tu bebé de tratar y no tratar tu trastorno emocional con psicofármacos durante el embarazo y la lactancia materna.
  • Tomar una decisión informada con tu pareja y, en el caso de ser madre soltera, con una persona de confianza. 
  • Escoger un psicofármaco que haya demostrado eficacia en el trastorno emocional que sufres o que ya hayas tomado con anterioridad y hayas tenido buena respuesta.
  • Escoger un psicofármaco del que dispongamos más información y tengamos más evidencia de su seguridad.
  • Tomar el menor número posible de psicofármacos. Si es posible que sea solo uno.
  • Tomar la menor dosis posible eficaz del psicofármaco.
  • Ajustar la dosis del fármaco a lo largo de la etapa perinatal ya que la concentración del psicofármaco va a disminuir a lo largo del embarazo y va a aumentar después del parto.
  • En lactancia materna, separar la toma de medicación con la toma del bebé en la medida que sea posible.
  • Actualmente disponemos de antidepresivos y ansiolíticos considerados seguros durante el embarazo y la lactancia materna.
  • El antidepresivo más recomendado durante el embarazo y la lactancia materna es la sertralina y el ansiolítico más recomendado es el lorazepam. 

 

Si necesitas que te ayude a tomar una decisión, en base a una ponderación individualizada de los beneficios y riesgos de tomar o no tomar antidepresivos y/o ansiolíticos durante el embarazo y la lactancia materna para ti y tu bebé, y hacer un plan individualizado que incluya la planificación de tu gestación, los tres trimestres de embarazo y tu posparto con o sin lactancia materna reserva una cita para ti.

¡QUIERO RESERVAR UNA CITA!

¡APÚNTATE A LA NEWSLETTER DE SÓC MARE Y ACCEDE DE FORMA INMEDIATA A "LAS 15 ESTRATEGIAS PARA PREVENIR Y TRATAR EL ESTRÉS, LA DEPRESIÓN Y LA ANSIEDAD DURANTE TU TRÁNSITO A LA MATERNIDAD"!